Adoptar Galgo

/Adoptar Galgo
Adoptar Galgo2019-04-12T15:54:19+00:00

El Galgo es un perro que se caracteriza por su esbelta figura. Quizá este sea uno de los canes con mayor estilo de todo el planeta tierra. Es suficiente con solo mirarlo, el Galgo posee un cráneo frágil, alargado y un poco achatado lo que lo hace perfectamente aerodinámico. Sus cuatro extremidades son largas y delgadas, al igual que su cola, la cual también es muy fina y cuenta con una longitud suficiente que le permite contar con un equilibro extra al momento de desplazarse.

En cuanto a la zona abdominal esta es delgada en el abdomen y ancha a nivel de las costillas lo que le permite ser mucho más veloz. Pero, te estarás preguntando, ¿por qué relacionamos tanto la velocidad con el Galgo? Pues si no lo sabías este es un perro de alta competencia, participa en carreras caninas con canes de su misma especie y todo se centra en conseguir al ejemplar más veloz.

¿Cómo puedo adoptar a un perro Galgo?

Como sabrás, las carreras caninas están prohibidas en muchos lugares del mundo pero, ¿a qué se debe esto? Y la respuesta es tan simple como cruel. Una vez que el Galgo ha dado todo su esfuerzo a lo largo de los años en un sinfín de competencias muchas veces suele ser, simplemente, desechado por su “dueño”. Esto se debe a que el perro envejece y se vuelve un objeto inservible para el mundo del alto desempeño deportivo.

Igualmente, no solo tiene que envejecer, también puede lesionarse y, en caso de que dicha lesión sea irremediable, también se desharán del pobre can. Así pues, si vives en una gran ciudad no es extraño que en la perrera más cercana a tu vecindario encuentres, al menos, a un hermoso Galgo encerrado en una pequeña jaulita. Pero bien, ¿qué debes hacer para adoptarlo? Es muy sencillo, solo tendrás que cumplir estos requisitos.

  1. Debes asegurarle a la perrera que cuentas en el espacio suficiente como para que tu nuevo amigo Galgo pueda vivir cómodamente. Lo más seguro es que los encargados de dicha perrera vayan a tu domicilio para saber si este cuenta con las condiciones propicias para la adopción.
  2. Te harán un seguimiento, al menos, por un año. Esto quiere decir que debes llevar a tu Galgo a la perrera para que lo puedan chequear y así el cuerpo encargado pueda cerciorarse de que el can no está siendo maltratado y, además, esté siendo alimentado correctamente.
  3. Tendrás que cumplir con las siguientes condiciones de manera obligatoria:
  4. Tu perro tendrá que tener un nombre y un collar que lo identifique.
  5. Por detrás de dicho collar deberá estar impreso tu número de teléfono.
  6. Muchas veces debes esterilizar al perro de forma obligatoria.
  7. Tendrás que cumplir con la vacunación del animal, tal es el caso de la vacuna contra la rabia, moquillo y otras enfermedades que tendrás que mantener a raya.

Como has podido observar el proceso de adopción es muy fácil de hacer, solo tienes que cumplir unos requisitos que puedan asegurar el bienestar de tu perro. Pero, claro está, lo más importante de todo es que tú, de verdad, quieras a un mascota contigo para brindarle todo el cariño y buena atención posible, recuerda, un perro es un amigo; no es un peluche, un títere o un esclavo que se puede golpear u ofender si no estás atravesando tu mejor día.

¿Cuál es la comida que debo darle a mi amado Galgo?

 Quizá este sea el punto más delicado de todo el tema que tiene que ver con adoptar a un Galgo. Como sabrás, y como ya te mencionamos anteriormente, este perro es muy especial. Pues toda su anatomía está hecha, prestamente, para el deporte de alta competencia. Esto quiere decir que debes alimentar a tu mascota de una forma muy, muy estricta.

Pero no te preocupes, no hay nada que el amor, la responsabilidad y el cariño verdadero por tu mascota no puedan hacer. ¡Empecemos!

  • Lo mejor para un Galgo es la comida seca, trata de comprar comida que sea muy baja en grasa. En medida de lo posible que dicho alimento contenga calcio, esto hará que los huesos del perro sean de metal y así no sea propenso a lesiones. Recordemos que el Galgo destaca por se frágil.
  • Además de la comida seca deberás acompañar su menú con vegetales. Los vegetales son una excelente fuente de proteína para el can.
  • Entre los vegetales que debes darle a tu Galgo destacan los siguientes: zanahorias a montón, brócoli, berenjenas cortadas en cuadritos, calabacín y un poco de coliflor.
  • Si tu perro no quiere comer vegetales, no te preocupes pues esta es la solución más sencilla que existe; compra una comida enlatada de carne, échala en una moledora con todos los vegetales y procede a triturarlos. Obtendrás una masa pastosa que podrás combinar, perfectamente, con el alimento seco. Dalo por hecho, tu Galgo se comerá absolutamente todo.
  • En medida de los posible que la comida seca, por favor que no se te olvide, esté totalmente libre de colorantes artificiales o cualquier tipo de preservante. Esto es altamente cancerígeno, no solamente para el Galgo sino para cualquier tipo de mascota que esté en tu caso.
  • Finalmente, no olvides tenerle en todo momento a su total disposición un envase con agua fresca y limpia. Inclusive, no estaría de más darle de vez en cuando un poco de suero para que se mantenga en perfecto estado de hidratación.

Los Galgos son excelentes compañeros de vida

Adoptar a un perro Galgo hará que tu vida cambie por completo, este es un gran compañero que destaca por ser muy leal, sumiso y, por sobre todas las cosas, es dulce y no presenta síntoma alguno de agresividad. Es perfecto para que pueda compartir con tus hijos u otro tipo de mascota que tengas en casa, ya sea un perico, gato, conejo o, inclusive, tortugas curiosas.

Ahora bien, ¿qué esperas? Ya es hora de brindarle una buena vida a ese Galgo que espera por ti en la perrera más cercana a tu hogar.